Cuando estudiaba en la escuela y llegaba las clases de geografía, siempre soñaba con viajar y conocer otros mundos, otros paisajes, otros relieves. Pero siempre tenía una pregunta? Como se sentirían los archipiélagos que están aislados por el océano pero a su vez forman grandes concentraciones, tales como los atolones?. Así me siento hoy en día cuando quiero conocer otras formas de voluntariado nacional e internacional. Como serán?… que hacen mejor que nosotros?.. como se sustentan…?. Es por ello que las redes sociales son un buen mapa conductor para ello. En esta ocasión los vientos del norte me llevaron hasta la bella localidad zaragozana de la Muela, un municipio perteneciente a la comarca de valdejalón y muy conocido por sus molinos de viento eólicos y combinar arquitectura mudéjar y gótico.

Cuando conocí a David, sentí que no me encontraba solo. Existían otras formulas otras personas que también altruistamente ayudan a los niños mas necesitados, y que día a día les cuesta mantener su proyecto de ayudar y ser ayudados. David nos cuenta:

Ningún niño sin merienda en La Muela”, es una asociación sin ánimo de lucro que surge a finales del 2015 en el municipio de La Muela (Zaragoza). A través del profesorado conocimos, que muchos niños en nuestro municipio, no tenían las necesidades básicas cubiertas, y ante este dato y tras conocer al responsable de “Ningún niño sin merienda en Zaragoza”, empezamos nuestra andadura de voluntarios que día a día y con gran esfuerzo sacamos esto adelante. Aunque llevamos poco tiempo, hemos podido llegar a conseguir mucho gracias a nuestros amigos de Zaragoza que nos han ayudado en la organización.

Ningún niño sin merienda la muela

 

Se sustentan de la ayuda corporativa formada por el propio ayuntamiento de la Muela y mas de 20 entidades privativas comerciales y afines que les ofrecen todo el apoyo logístico y material no solo para ayudar a las familias de este municipio, sino que además ayudan a otros proyectos externos e inclusive fuera de territorio nacional, como es un Orfanato en Senegal. Siempre están dispuestos a ayudar y colaborar con otros proyectos y asociaciones que realmente protejan y desarrollen formulas de ayuda infantil. No podemos decir que no sientan el verdadero voluntariado a flor de piel, mientras realizábamos esta entrevista.

David, donde os pueden encontrar físicamente?

Nuestra asociación se encuentra ubicada en la Casa de la Cultura de la Mulela, en la calle la Balsa. Donde el ayuntamiento nos permite utilizar una de las salas, para almacenar lo donado y así poder preparar y repartir las meriendas todas las semanas con la ayuda de los voluntariados, estando abiertos todos los días de 14.00 h a 22.00 h.

Y llegado el momento, les hago la pregunta que más quiero hacer énfasis e incapié. De que modo u forma operan esta familia, porque para nosotros son una gran familia de voluntariado en este bello municipio zaragozano, y consiguen hacer posible lo imposible semanalmente?. David nos contesta:

De lunes a miércoles se recogen los alimentos perecederos, disponemos de nevera para la óptima conservación de los productos. Los jueves por la tarde, con la ayuda de los voluntarios, se preparan los lotes.

Objetivo mínimo semanal

90-140 meriendas. 30 desayunos. 4 lotes de bebé

¿Qué preparamos?

  • Meriendas: 5 bocadillos, 5 piezas de fruta, 3 batidos, 2 zumos, quesitos, magdalenas, croissants, 1 pan de molde, etc.

  • Desayunos: Paquete de pan de molde, paquete de galletas, 4/5 litros de leche entera, bolsa de magdalenas, croissants, etc.

  • Lotes de bebé: Puré preparado con calabacín, patata y zanahoria, paquete de galletas, dos litros de leche, potitos de frutas, papillas, leche, yogures y lácteos. Varía según la recogida semanal

Lote ayuda infantil

 

Desde nuestra Ong usui sabemos que la pobreza infantil en España es real y evidente. Existen muchas formas de pobreza, ( intelectual, física, lectiva, alimentaria, etc ). Pero también debemos dar a conocer como distintas y diversas formas humanas se concentran, se legalizan, se unen manos con manos blancas para conseguir mejorar, paliar o transformar dichos estados de carestía transitoria infantil en sonrisas e ilusiones. Pero el proyecto “Ningún niño sin merienda en la muela“, y todos sus integrantes son personas normales, sin animo de lucro, voluntariado puro y duro….. y hasta cuando pueden soportar este peso. No debemos dejar de ser realistas, que no estamos aquí toda la vida eternamente. Quizás algún día encontremos la formula mágica que solucione todos estos problemas infantiles, o quizás NO.

Le preguntamos a David, su representante, que sueños y necesidades tiene “Ningún niño sin merienda en la Muela”?

Lo primero poder garantizar la compra de necesidad para los 43 niños a los que ofrecemos atención primaria ( ropa, calzado y alimentación), que conlleva un costo y hacer magia para conseguirlo semanalmente. No olvidemos que los niños tienen la obligación de asistir al colegio y formarse lectivamente. Y por desgracia, muchas familias no pueden pagar materiales escolares y otros complementos ( libretas, bolígrafos, etc ). Se nos plantea la emergencia de que hay niños que se quedan fuera de la beca del comedor escolar y quizás sea la única comida caliente que se lleven a la boca. Nos entristece que esto ocurra porque las becas existentes son insuficientes en muchos de los casos reales y debemos acudir a la solidaridad externa de familias particulares que nos ayuden a costearlo.

Es difícil decirlo, pero aún habiendo necesidad infantil alrededor de nosotros no podemos hacer oídos sordos a otras necesidades internacionales y es por ello que colaboramos y ayudamos en el grado y forma que podemos con 2 proyectos como lo son la construcción de un pozo de agua en Senegal o Gambia con el fin de poder usarlo en épocas de sequía y otro el poder dotar de material necesario al Colegio Apple Tree de Bangul en Gambia. Sabemos que es difícil repartir ayudas a sectores infantiles tan distantes en miles de kms pero no podemos dejar desfavorecidos a ningún colectivo infantil.

Terminamos esta entrevista con un compromiso de unirnos por ser mas fuertes en la ayuda infantil nacional e internacional. Siempre me gusta decir que no nos retienen los lugares físicos sino las personas. Nuestro proyecto obra social internacional Ong Usui se siente comprometido y fusionado con el proyecto “Ningún niño sin merienda en la Muela ( Zaragoza ) y quiere ofrecer todo su esfuerzo humano y corporativo a este nuevo compañero voluntariado y hermanamiento infantil por crear un gran colectivo de formaciones en base al voluntariado que nos unamos por defender la causa de la defensa integral del menor y defender los derechos y deberes del voluntariado.

Como podemos leer los creyentes en el Evangelio según San Juan 20, 19-31…Nos relata la incredulidad de San Juan a la llegada resucitada de Jesús, que es invitado a que inserte su mano en la llaga producida por su crucifixión, y entonces lo reconoce como el Mesias venido del Espíritu Santo. Del mismo modo, quiero agradecer la humanidad de David y todos sus componentes del proyecto “Ningún niño sin merienda en la Muela” que me han invitado a entrar en su ayuda diaria, a conocerles mucho mejor y sobre todo abrirnos sus puertas de ayuda por los niños. Nuestro proyecto obra social se nutre de testimonios, de realidades, de logos echo mitos. No podemos apartar la mirada de una realidad existente, pero tampoco existimos voluntariado suficiente para paliar dichas realidades de necesidad. Es por ello que os invitamos a que participéis de un modo activo en la donación altruista y voluntaria, solicitando por 12 euros al año ( 1 euro por mes ) el carnet de Obra social Internacional Ong Usui. Con tu aportación ya puedes comprobar la realidad de como llegaremos juntos a construir un futuro centro baloo terapéutico alternativo conjunto con el equipo de “Ningún niño sin merienda en la Muela“, donde podremos triplicar en un futuro la ayuda lectiva, alimentaria e internacional para esos colegios y comedores que nos necesitan. Debemos respetar y ser respetados, ayudar y ser ayudados… pero también debemos conservar estos proyectos ya existentes. Y aquí también vamos a compartir la ayuda conseguida con nuestra obra social gracias a tu solidaridad.

Es un honor y un placer unirnos a la causa “ningún niño sin merienda en la Muela” oficialmente, porque de aquí… generamos sinergias de equipo y aunque existan cientos o miles de kms, la solidaridad y la humanidad no entienden de barreras, sino esperanza y resistencia a evitar convertirnos en un mundo degradado sin color y sin sonrisas e ilusiones con meriendas compartidas. Gracias mi querida familia y nos reunimos muy pronto de nuevo…. por los niños y sus sueños.