Desde que vine a este mundo, siempre escucho de boca de mis padres que nunca debo dejar dar Gracias a Dios por lo que tengo, por lo que soy y por lo que pierdo. Nacer, crecer, evolucionar y siempre dar Gracias por lo que llegue a ser o crear. En este dia, en este mi diario de Bitacoras de mi proyecto internacional médico sanitario #ongusui #centrobaloo, voy a realizar lo que mi querido y amado abuelo Marcos, en paz descanse,  me transmitia con la mayor sonrisa del mundo que jamás voy a olvidar…...” curro, hablen papeles y callen canas”.

31 de marzo de 2020. Podria ser otro día mas cualquiera, pero sumo otra batalla que he ganado y como buen estratega la voy a contar a los que me sigan, a aquellos que googlen, y futuros que perduren en el espacio y tiempo. Puertollano es una bella localidad manchega, trabajadora, humilde, que está sufriendo la pandemia del coronavirus o como lo llaman Covid-19, porque éste no es el último hermano de su saga…. es como los hermanos dalton en lucky luck, son muchos y malos malotes. Pero hay que luchar contra ellos y les vamos a conseguir ganar. Me cogío de improviso como millones de habitantes del planeta tierra, un día me levanto y ya no puedo moverme de mi trabajo diario de ayudar y ser ayudados como asociación sin ánimo de lucro y que ofrecemos proyectos médico sanitarios a mas de 3 paises desde España. Lo primero es preocuparme por el estado de salud de mis padres, hermana, familiares que tengo fuera de mi ciudad de nacimiento, tener llamadas ilimitadas, wasaps, videoconferencias, hacen de mensajeros y transmiten que todo estamos bien y resistimos en casa, lo que llevamos con el lema #yomequedoencasa.

Ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan malos

Transcurren apenas 2 semanas iniciales de confinamiento. Todo son nervios, inquietudes y a veces falta clara de información. Nos pegamos a los medios de comunicacion massmedia y las autoridades sanitarias nos transmiten calma y encerramiento por estado de alarma sanitaria. Solo puedo llamar diariamente a mis padres en Puertollano para calmar mi necesidad de tranquilidad. Mi madre con movilidad reducida, no puede salir y mi padre con sus limitaciones funcionales y enfermedades de duros años de trabajo, bastante tiene con controlar que su hogar este abastecido de medicinas y alimentos. Semanas previas mi madre volvio a sufrir un desmayo repentino y le provoca politraumatismos. Ya estos designios serán dignos de contar en otra ocasión mejor,  le provocaron microinfartos cerebrales y gracias a la sanidad actual, pudo ser intervenida y controlada. Pero la edad no perdona, y aquí me encuentro. Preocupado por mis padres, que en plena alarma sanitaria, les visita nuestra médica de cabecera Alicia, protegida hasta arriba de mascarilla, guantes, etc y al dia siguiente le notifican a mis padres que esta positiva en coronavirus. Nuestros sanitarios, médicos, personal diverso están cayendo en primera linea de actuacion por atendernos. Solo nos queda el canal farmaceútico que quiere ayudarnos, pero tambien su exposicion prolongada con los pocos medios de información y protección fisica agotados ( mascarillas, guantes, etc ) hace que tambien caiga enfermo y perdemos otro enlace de confianza que les pueda abastecer de medicinas y alimentos a nivel privativo.

Voluntariado Cruz Roja Española

Voluntariado Cruz Roja Española

Mi hermana, profesional jubilada tambien en el sector de la sanidad, activa una llamada a Cruz Roja España, que a su vez, rapidamente deriva a Cruz Roja Puertollano. Se activa al día siguiente que 2 voluntariados acudan a nuestro domicilio a abastecer de una compra de comida y recogida de medicinas vitales para su dia a dia. Ello me lleno de tranquilidad y estabilidad para seguir en mi confinamiento, y poder seguir a su vez mi cadena de favores, con mi equipo de tambien familias en formato voluntariado que desde paises como Perú, Colombia, Paraguay, Honduras, estamos comunicados y proporcionamos soluciones desde nuestras manos. Las que podemos y como podemos bajo la mirada de Dios.

NI por todo el oro del mundo

Mientras me saturo e intoxico de noticias donde hay falta de material médico sanitario de urgente necesidad ( mascarillas, guantes, respiradores asistidos ) , se activan vecinos resilientes que con sus impresoras 3D caseras fabrican válvulas y pantallas protectoras, famosos se unen para recolectar millones contra la lucha al coronavirus, y un largo etcetera. Yo sigo ofreciendo precios de dicho material a corredores, traders, que representan a ricas empresas, magnates o simplemente gobiernos que quieren comprar al mejor precio dichos materiales. Veo impotente como que si tuviera todo el oro del mundo, podria comprar toda la produccion desde China, de empresas que mi equipo desde Perú  ya lleva mas de 8 años comprando material médico sanitário quirurgico y radiodiagnostico para otros paises, y la entregaría gratis a los más necesitados. Pero mi rábia fustración es que la información es poder. Y ver como inflan los precios en mercados habituales, pues me hace sangrar el alma. Pero ahora mismo no puedo ganar esta batalla, ni al hombre y su egocentrismo,  ni al covid-19. Solo puedo ofrecer a quíen me pide…. precios por volumen y fletes de transporte aereo.

Un 28 de marzo de 2020, se activa una llamada de alarma familiar donde me sentí profundamente impotente, inválido, y sobrepasado. Todos esos dias anteriores, casi una semana, no habian servido de llamar al botón de Teleasistencia de Castilla La Mancha, donde un matrimonio ancestro, vulnerable, limitado les pide que por favor alguien les pueda ayudar. La respuesta tipica de llamada rutinaria de control… amable.. pacificadora, en esta ocasion se remite a decir que “si existe una llave“, ” donde coger una llave  y remitirlos a un 112, que logicamente si no les dices que tienen fiebre, te dicen que no pueden hacer mas. Si te están diciendo que por favor, que opccion existe que venga un médico, un trabajador social, alguien... alguien que les diga, si estan bien o no… que sus hijos estan a 300 kms uno y el otro a 85. Para eso se invierte el dinero de los contribuyentes en una empresa o contrata privada. Para darle esta respuesta a mis padres?.

TeleAsistencia a la 3 Edad

Bien, pues tengo que tomar el toro por los cuernos, y volver a activar al equipo de voluntariado de Cruz Roja Puertollano que me vuelve a poner en servicio la opccion de hablar con la trabajadora social y afirmar que van a esperar que la farmacia que nos corresponde vuelvan a enviar medicamentos y apoyo suero oral porque los cuadros de diarrea han forzado que caigan ambos en la cama y no puedan comer ni levantarse y perder niveles vitales. A la misma vez, llamo al servicio de urgencias del Centro Ambulatorio Barataria de Puertollano, y la médica que me atiende, muy profesional considera que hay que visitarlos para evaluar su estado. En menos de una hora, mis padres estaban en una ambulancia, camino de urgencias del Hospital Santa Barbara, por un crítico cuadro de inanición alimentaria y problemas respiratorios. Esa madrugada ambos estan ingresados en planta y pasan a observacion por bronquitis y otras patologias en estudio infeccioso.  Nunca voy a olvidar la frase de mi padre, que telefonicamente impotente con lo que ha luchado por nosotros en la vida, dias antes me dice….” hijo no se que hacer, vamos a morir aqui como perros solos. Nadie nos hace caso”. Todo porque yo le decia, Papa pulsa el boton de teleasistencia, diles que por favor, necesitais ayuda, no nos dejan salir del confinamiento. Estan muriendo padres y madres sin que sus familiares, hijos, les puedan decir adios. Por favor, insiste que envien un médico a casa.

Una luz al final del Camino

Realizo y firmo este testimonio real, veraz como la vida misma para Felicitar publicamente a Cruz Roja España, a Cruz Roja Puertollano y a todo el equipo de voluntariado, profesionales, personal sanitario que trabajan y ayudan socialmente en mi ciudad que me vió nacer. Qué me otorgó una familia, cultura, proyección de futuro, y ahora me siento en deuda pública como hijo de la comarca y como Presidente Fundador del movimiento asociacional Una sonrisa Una ilusion, Ong Usui, de decir… GRACIAS.

GRACIAS, por estar ahi… a un telefono. GRACIAS por llamar a altas horas de la tarde noche para interesarse porque no han llamado desde la farmacia para poder recoger esas medicinas. GRACIAS Por supervisar a distancia la evolucion e ingreso hospitalario de mis padres. GRACIAS, Por reconocer que sois humanos y que aunque estais desbordados, no desfalleceis no bajais la guardia en estos momento de pandemia en el planeta tierra. GRACIAS por existir…. GRACIAS al Hospital Santa Barbara por cómo actuan, atienden a nuestras familias a nuestros mayores. GRACIAS a todos ellos por dar lo mejor de ellos mismos en estos duros momentos de nuestra historia.

Hospital Santa Barbara. Puertollano

Pero tambien voy a decir GRACIAS a esa empresa privada que actualmente tiene la contrata de la TeleAsistencia en Castilla La Mancha, porque gracias a vuestro presunto protocolo….. Se Mil y una maneras de como no tengo que actuar en un caso de llamada de un matrimonio octogenario, con discapacidades, limitaciones, movilidad reducida y que en caso que un virus mortal nos invada, que no digo los extraterrestres ni los zombies, sino un ente con corona protéica que se puede combatir, empiece su lucha por ayudarnos los seres humanos unos a otros. Nuestro proyecto de Emergencia Sanitaria Centro Baloo esta preparado hoy más que nunca, GRACIAS a Vosotros.

GRACIAS a D. Jesus González Mozos, Presidente de Cruz Roja Puertollano por atenderme personalmente via telefónica. Escucharme y Aceptar mis felicitaciones y que a su vez las transmite a todo el equipo humano profesional de Cruz Roja bajo su dirección desde el año 2015 y Dios lo guarde en este cargo y dirección muchos más.

Caesar Caesaris, Deus Dei. ” Al Cesar lo que es del Cesar, y a Dios lo que es de Dios“.

 

 

Contacta por WhastApp whatsapp